Procedimientos

Contáctanos

Este es un procedimiento simple y seguro, de 10 a 15 minutos de duración. Se utiliza una aguja pequeña para inyectar en sitios específicos (de acuerdo a la actividad muscular).

No se necesita de anestesia o sedacion y puede reintegrarse inmediatamente a sus actividades personales o laborales. Los resultados se observan después de 2 a 3 días, pero alcanzan su efecto en 10 a 14 días.

Estos resultados usualmente se conservan por 4 a 6 meses y despues de varios tratamientos hasta por 6 a 8 meses. El tratamiento con Botox® no sustituye los resultados de una ritidoplastia (estiramiento facial) abierta o endoscopica, pero si puede ser un buen complemento.

Por razones éticas no incluimos fotografías pre y posquirúrgicas, resguardando así la intimidad de nuestros pacientes.

Es por todos conocido el aumento de los riesgos de complicaciones en procedimientos quirúrgicos múltiples y tiempos quirúrgicos prolongados. En mi concepto y en el de la Clínica Medellín; Institución de tercer nivel de la que soy miembro, tiempos mayores a 5 y 6 horas de duración son de alto riesgo.

El manejo del postoperatorio y los riesgos de complicaciones son los mismos que las cirugias convencionales de contorno corporal en cirugia plastica.

Enumero algunos de los riesgos:
1. Sangrado, hematomas o seromas.
Debemos recalcar que los riesgos de anemias postquirúrgicas son mas altos y por lo tanto la posibilidad de transfusiones sanguíneas es mayor.
2. Infecciones.
3. Alteración de la sensibilidad en el área quirúrgica.
4. Mala cicatrización.
5. Necrosis de piel.
6. Trombosis Venosa Profunda.
7. Tromboembolismo Pulmonar.
Los riesgos de trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar nos obliga a tomar medidas de precaución mecánicas durante el transoperatorio y postoperatorio y en ocasiones profilaxis farmacológica con heparinas de bajo peso molecular.

El edema, la equimosis (morados) y el tiempo de recuperación es mas corto con la técnica de cirugía endoscópica. Puede tardar de una a dos semanas.

Las técnicas quirúrgicas no endoscópicas requieren de una a dos semanas mas de recuperación.

Es importante el uso de analgésicos, antibióticos y medios físicos para prevenir infecciones y controlar el edema (inflamación).

El edema y la equimosis (morados) periorbitaria es la que causa en esta cirugía unos días de incapacidad. En promedio de 5 a 10 días.